Ácido hialurónico

Hoy en dia se habla cada vez más del ácido hialurónico, parece que una crema sólo por contener ésta sustancia ya tiene que funcionar, pero ¿sabemos exactamente qué es?

Es un componente que fué aislado por primera vez en 1934 aunque parece que se haya puesto de moda desde hace unos 10 años.

Es un gel semisólido, altamente hidratado, en el cual se encuentran embebidas las células y las fibras conjuntivas. Su alto contenido acuoso facilita la difusión de los nutrientes y los metabolitos entre las células y desde los vasos sanguíneos, para así permitir la nutrición de dichas células y la eliminación de los residuos metabólicos de desecho.

¿cómo actúa?

Es un polisacárido de alto peso molecular constituido por secuencias de miles de disacáridos formados por la unión de N-acetil-glucosamina y ácido D-glucurónico. Estas largas cadenas tienen forma de ovillos entrelazados.
Debido a su estructura química atraen agua hidratándose y expandiéndose para ocupar un volumen entre las células.
Se sintetiza en los fibroblastos, queratinocitos, condroblastos, células musculares lisas y osteoblastos,
Lo destruye una enzima: la hialuronidasa.

¿dónde se encuentra?

Su mayor concentración se encuentra en la piel, preferentemente en la dermis (zona interna de la piel, dónde se originan las arruguitas).
En el cordón umbilical.
En la linfa.
En los vasos sanguíneos.
En los cartílagos, los tendones, en los huesos…..etc.

¿Qué puede hacer por nuestro rostro?

En la piel su función principal es la de hidratar, gracias a su poder de atraer y retener agua. 

Gracias a ésto nos aporta elasticidad, turgencia, y volumen. Tanto en la dermis cómo en la epidermis.

Según pasan los años hay un descenso de la actividad celular, nuestras células deciden que están cansadas y ahora van a trabajar menos. Ésto provoca que disminuya la síntesis y renovación del ácido hialurónico y los proteoglicanos. Por lo tanto afecta negativamente en la nutrición celular, la eliminación de los residuos y sobre todo y en lo primero que lo notamos disminuye el grosor de la dermis.

Si cojemos como ejemplo un bebe, cuando le queremos coger el cachete, es gordito y duro. Sin encambio si queremos hacer lo mismo con una señora mayor, casualmente, la piel se presenta mucho más fina, sin esa turgencia.

Uso en cosmética y estética

La cosmética incorpora éste ácido para hidratar las capas superiores de la epidermis. Mantener turgencia y volumen en la dermis.

Algunas pero muy pocas marcas tienen la patente de un fragmento de bajo peso molecular capaz de estimular la actividad de los fibroblastos y asi realmente disminuir la arruga.

En el caso de la estética, existen las infiltraciones, rellenos, al ser biocompatible no suele presentar efectos adversos y el organismo lo va metabolizando de forma natural. Por éste motivo, con el paso del tiempo, es necesario reaplicarlo.

Otros usos

También se emplea para la cicatrización de heridas y úlceras.
Para la gente que padece artrosis y enfermedades de las articulaciones.
Para regenerar el cartilago de la rodilla y el líquido sinovial.
Enfermedades periodontales y técnicas odontólogicas para regenerar la mucosa gingival.

Éstas son las propiedades de tan famosa sustancia, aunque os recuerdo que para uso cosmético es muy importante saber que tipo de ácido hialurónico contienen y en que concentración.

Recordad si os gusta la entrada suscribiros y comentad!!!
Un saludo y hasta la próxima!!!!

2 Replies to “Ácido hialurónico”

  1. Y qué cosméticos tú crees que nos podrían interesar por tener este componente en bajo peso molecular? Es muy interesante este tema. A mi siempre me encantan los aspectos técnicos de la cosmética. Bien por el post, nos aporta mucha información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *